¿Qué es la Inteligencia Artificial? 

Robot sentado en un banco con una tablet en su mano

La inteligencia artificial (IA) es definida como un conjunto de tecnologías que permite que las computadoras puedan realizar distintas funciones. Entre ellas podemos destacar la capacidad de ver, comprender y traducir lenguaje hablado y escrito; analizar datos y realizar mejoras o sugerencias. Es un aliado sumamente importante para el marketing digital de hoy en día.

La IA es un campo de la ciencia que busca crear computadoras y máquinas que puedan razonar, aprender y actuar como lo haría un humano. Así como también para casos en los cuales el proceso de datos exceda lo que los humanos podemos analizar. 

Para lograr esto, se abarca distintas disciplinas, que van desde la informática, análisis de datos, estadísticas, lingüística, neurociencia y hasta filosofía y psicología. 

La IA es un campo de la ciencia que busca crear computadoras y máquinas que puedan razonar, aprender y actuar como lo haría un humano

Si hablamos de la inteligencia artificial en el marketing digital, sirve para el aprendizaje tanto automático como profundo, en donde a partir del análisis de los datos y el procesamiento de los mismos, puede generar predicciones, sugerencias, acciones, categorizaciones y muchas más cosas. Es realmente una herramienta que está revolucionando todos los campos.

¿Hay distintos tipos de inteligencia artificial?

En nuestro post ¿Sabían que existen distintos tipos de inteligencia artificial?, hablamos en profundidad sobre este tema, pero de manera resumida podemos nombrar:

  • Máquina reactivas: es una IA que reacciona frente a determinado tipos de estímulos preprogramados, no tienen memoria, por lo tanto no aprenden.
  • Memoria limitada: gran parte de la IA de hoy en día es de memoria limitada, en este caso si posee una pequeña memoria que permite el aprendizaje. A partir de las interacciones arma una base de datos y puede tomar pequeñas decisiones frente a estímulos.
  • Teoría de la mente: todavía no existe inteligencia artificial con teoría de la mente, pero si está en proceso de investigación. En este caso, lo que se busca es que la IA emule la mente humana, pudiendo tomar decisiones y aprender, pudiendo reconocer y recordar emociones. 
  • Autoconocimiento: Va un paso más allá de la teoría de la mente, en donde la IA posea conocimiento de su propia existencia, con la capacidad tanto intelectual como emocional de un ser humano. Tampoco existe en la actualidad, aunque sí está en proceso de investigación.

También existe la Inteligencia Artificial General (AGI) y la Super Inteligencia Artificial (ASI). Para conocer más te recomendamos que pases por nuestro post en donde te contamos sobre estos dos tipos de IA.

¿Cuáles son los beneficios de la inteligencia artificial?

Cada vez son más los beneficios de adoptar la IA en distintos aspectos de nuestro dia a dia. 

Automatización

Una de las cosas que permite y que aumenta la productividad de manera exponencial, es la posibilidad de automatizar flujos de trabajo y procesos. Pudiendo también trabajar y realizar tareas de manera independiente y autónoma sin un equipo humano. 

Reducción de errores humanos

A partir de la automatización y los algoritmos que siguen los mismos procesos una y otra vez, la IA puede eliminar errores manuales en distintos campos, ya sea procesamiento de datos o estadísticas. 

No más tareas repetitivas

Viene de la mano con de la automatización, ya que podemos determinar que la IA realice esas tareas repetitivas, liberando al capital humano para que este se enfoque en los problemas de mayor impacto. Es una forma de sacar al humano de esas tareas “aburridas o peligrosas”, haciendo que este enfoque su labor en otro lado.

Rapidez y precisión

De más está decir que los procesos que realiza lo hace de una manera muchísimo más rápida que un ser humano. Además de procesar la información más rápido, la búsqueda de patrones y el descubrimiento de las relaciones entre esos datos lo hace de una manera que el humano podría no darse cuenta.

Disponibilidad infinita

No hay horario para la IA, no tiene la necesidad de descansar ni es atravesada por ningún otro factor que pueda interrumpir su labor. Si la inteligencia artificial se ejecuta en la nube, la IA y el aprendizaje automático pueden estar siempre activos, trabajando continuamente en las tareas que les asignemos.

Entonces, todos estos beneficios ayudan a mejorar la productividad y obtener mayores resultados en menos tiempo. Pero a la vez, teniendo en cuenta los tiempos actuales en donde todo es vertiginoso y vivimos a gran velocidad, la incorporación de la inteligencia artificial en nuestro dia a dia, sobre todo en nuestros emprendimientos, puede reducir significativamente los momentos de estrés o “colapso” que pueden afectarnos.

Además, algo que no es menor, nos permite desarrollar tareas o prácticas que de otra forma no podríamos hacerlo o que necesitamos de estudios para realizarlos. Con esto nos referimos a que muchas veces queremos realizar acciones pero tal vez no tenemos los conocimientos necesarios para poder realizarlo, entonces la IA puede ser la solución, haciendo esa tarea por nosotros.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ES