¿Sabías que existen distintos tipos de Inteligencia Artificial?

Tipos de inteligencia artificial

La Inteligencia Artificial ya es una realidad. Todos los días aparecen nuevas herramientas que utilizan IA, pero ¿conoces los distintos tipos que existen de IA? En este blog te contamos todo lo que tienes que saber de ellas y para qué sirven.

Primero que nada, los distintos tipos de Inteligencia Artificial traen consigo distintas formas en la que podemos intentar hacer que las máquinas piensen y actúen como humanos. Es una idea que siempre pareció futurista y completamente de ciencia ficción, sin embargo hoy en día ya tenemos máquinas super capaces que realizan tareas en nuestras rutinas… aunque no lo sepamos.

La aparición de la IA nos ha ayudado a realizar tareas y ejecutar procesos sofisticados de una forma mucho más sencilla. Si hablamos del marketing digital, hay herramientas como la Spicytool, por ejemplo, que facilitan el acceso a la publicidad digital sin necesidad de ser un experto en marketing digital. Esto es completamente innovador.

Además en estos tiempos tan vertiginosos, en donde muchas veces estamos “corriendo”, la posibilidad de automatizar distintos procesos, es una de los principales beneficios que nos trajo la Inteligencia Artificial. Es algo maravilloso, porque ayuda al usuario a ser más eficiente y obtener resultados increíbles y sobresalientes, que de otra forma hubiera sido mucho más difícil y por ahí imposible.

Tipos de Inteligencia Artificial y cómo se aplican

Artificial Narrow Intelligence (ANI)

De manera simple y haciendo un paralelismo, podemos compararla con una persona capacitada en una función compleja y solo se dedica a eso. Es un tipo de inteligencia artificial más inflexible, es decir que no se amolda o adapta a distintos sistemas o máquinas, sino que se centra en un trabajo único y complejo. 

El modelo ANI está preparado para actuar en un solo rol, cuando se proyecta su funcionamiento a través de la programación de sus acciones, se busca reducir su desempeño tanto como sea posible.

Lo que se busca es que solo pueda desempeñar su papel o tarea.

Es una Inteligencia Artificial con carácter reactivo y memoria limitada, distinta a los otros tipos de IA que están diseñados para cumplir diversas y/o múltiples funciones.

Entonces, la ANI no es una inteligencia artificial que pueda reproducir el comportamiento humano, sino que puede simularlo. Recuerden, solo está orientado para objetivos específicos.

¿Dónde se utiliza?

  • Asistente virtuales, como Siri, Alexa, Cortana
  • Reconocimiento Facial
  • Para filtro de spam en los emails
  • En los sistemas de vehículos autónomos.

Inteligencia Artificial General (AGI)

Es considerada uno de los modelos más versátiles que hay actualmente, ya que es capaz de imitar la inteligencia humana y posee una gran capacidad de acción. Es decir, es capaz de aprender y en base a eso replicar acciones para resolver distintos problemas o cuestiones.

Como es una Inteligencia Artificial que “piensa”, es como que tiene una comprensión única frente a una situación, lo que hace que no actúe de manera completamente robótica. Frente a distintos problemas, distintas soluciones. Su capacidad de adaptarse a distintos escenarios es lo que genera que tenga una actividad de resolución más cercana a la mente humana.

En su base teórica, la AGI, tiene la capacidad de evaluar y detectar esas distintas necesidades, procesos o hasta incluso emociones, para poder actuar de la manera correcta.

Es una característica única en relación a las demás IA.

Superinteligencia Artificial (ASI)

Como dice su nombre… La más poderosa, porque es capaz de volverse consciente y autónoma.

La ASI no se queda simplemente en replicar el comportamiento humano, sino que puede pensar mejor y hasta ser más hábil que nosotros. Es básicamente el modelo que muchas veces se retrata en las películas en donde los robots dominan el mundo..

Obviamente eso no va a pasar, pero si la idea que puedan ser super inteligentes al igual que las películas.

Es una inteligencia artificial que todavía está en desarrollo y mejora. Y se necesita tener cuidado en el desarrollo de la misma, ya que requiere hacer un análisis meticuloso de las posibles consecuencias que pueda llegar a tener. Por eso siempre se trabaja con responsabilidad.

Máquina reactivas

Este tipo de inteligencia artificial… Son las máquinas más simples y antiguas que se conocen. Obvio tiene una capacidad muchísimo más limitada que los modelos que venimos contando. Son simples: reproducen el comportamiento humano frente a una estimulación. Acción – reacción.

No tienen la capacidad de aprender, solo responden. Ojo, pueden ser muy útiles, aunque poco a poco están quedando obsoletas. 

En la década del ‘90 fueron probadas, y nos dejó un gran momento cuando la máquina creada por IBM y llamada Deep Blue, venció al gran Garry Karsparv en ajedrez.

Memoria Limitada

Como el modelo descrito arriba, son máquinas reactivas, pero que sí poseen un poco de memoria, con la cual pueden aprender de los datos.

Crean pequeñas bases de datos a partir de sus interacciones, y pueden tomar pequeñas decisiones frente a un estímulo. 

Teoría de la Mente

Es uno de los modelos de Inteligencia Artificial que ha sido protagonista de muchísimo trabajo en estos últimos años. Si bien todavía no es posible saber mucho sobre donde será aplicado o hasta dónde llegará su desarrollo, se dice que será uno de los modelos más innovadores. 

Se busca que pueda comprender mejor las interacciones, más precisamente las emociones, necesidad y procesos de reflexión de la mente humana.

Este modelo si se ve como algo que es a futuro, aunque hay muchos avances, los expertos dicen que todavía falta mucho desarrollo en otras áreas de los estudios de inteligencia artificial.

Autoconciencia

Es solo una idea que guía el desarrollo de la inteligencia artificial. Todavía no hay nada concreto, pero se tiene la idea que en el futuro las máquinas creen consciencia de sí mismas. Vendría a ser el nivel más alto que puede alcanzar la inteligencia artificial.

Es decir, se tiene la idea que la IA pueda comprender todas las emociones, para tener las suyas y poder comprender en profundidad qué pasa con las personas que interactúan con ella. Parece algo sumamente ambicioso, pero es el horizonte que tienen los científicos, aunque es difícil saber cuántos años llevará lograr esto.

Además, no podemos negar que puede ser peligroso, ya que las máquinas tendrían un razonamiento que no se puede detener todo el tiempo. Queda mucho trabajo por hacer.

Hoy en día la tecnología permite que muchas máquinas actúen como seres humanos, facilitando y siendo de utilidad para otorgar soluciones. Es un gran momento para incorporar en nuestras tareas para lograr una mayor productividad.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ES